ME CORRÍ GLORIOSAMENTE, POR PAULA

Me corrí gloriosamente

Por Paula.

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Ha pasado lo que tenía que pasar. El jueves pasado estaba en mi habitual quedada con mi cuadrilla cuando mi amigo, ese que supuestamente se llama Iker, me llamó y me dijo:

-Dónde estás que voy. Estaré ahí antes de que tú llegues. 

Hice una bomba de humo de esas que jamás hago porque me parece fatal dejar a la peña tirada sin decir ni agur, pero este era mi momento y desaparecí rauda y veloz, copa de vino tinto en mano, y más contenta que una niña con zapatos nuevos. Eso sí, no sin antes pedirle a mis amigas que ni por el forro de los cojones se les ocurriera pasar por el bar donde yo estaba.

Cuando llegué el ya estaba ahí, tal y como me había advertido. En cuanto le vi, me empezó a entrar un calor placentero por todo el cuerpo. En mi casa eso suele llamarse estar cachonda, no sé en la vuestra. Fui corriendo hacia él, salté y él me cogió con sus brazotes y me abrazó entre su fornida anatomía y me dio un besazo de esos que despiertan a un muerto. Le cogí de la mano y le dije:

-¿Y si nos saltamos el pintxo pote? Yo no tengo demasiada hambre…  Su mirada me decía que hiciera con él lo que quisiera y remató con un libidinoso Te follaría aquí mismo.

Yo con esa frase ya me di por follada, pero había que materializar el polvo, convendréis. Así es como desaparecimos juntos, cogidos de la mano, como dos quinceañeros efervescentes escapándose del mundo. De camino a mi casa nos besamos varias veces y él aprovecho para colar su mano entre mis piernas, el muy calienta bragas. Entramos en mi casa y nada más cerré la puerta, se quitó la chupa de cuero que llevaba y se abalanzó sobre mí. Cerré los ojos y disfruté con sus labios pegados a los míos, bebiendo de su boca, sintiendo su aliento caliente y cercano.

pareja-erotica1

Yo ardía en deseos por pasar la noche junto a él, le agarre de la mano y le llevé hasta mi habitación. Se sentó en la cama y yo estaba de pie, a su lado. Yo estaba loca de deseo, callada, mientras él me miraba ensimismado. Contemplaba detenidamente lo que le rodeaba, parecía como querer llevarse consigo todo ese mundo secreto e íntimo de mi habitación, como si quisiera retenerlos para siempre: los recuerdos y a mí, supongo.

Comenzó a desnudarme, acarició y lamió mis pechos. Continuó por el vientre y al llegar al botón del pantalón, lo desabrochó y de una sola vez me los bajó los pantalones hasta los tobillos y me rompioó las bragas. Es que es muy fuerte y brutote este Iker. Me tiró violentamente sobre la cama y terminó de arrancarme toda la ropa que hacía ya mucho tiempo que me sobraba. relaciones-largo-plazo-0

Yo estaba muy nerviosa, excitada como hacía mucho. El poder que este hombre maduro ejercía sobre mí era inexorable. Me sentía una marioneta en manos de ese músico de manos expertas. Quería que me poseyera. Él estaba ansioso, extremadamente excitado. Su miembro se erigió duro.

Se colocó encima de mí, desafiante y tierno a la vez, me besó dulcemente los labios y luego comenzó a deslizar su lengua hasta mis otros labios. Me besó entre las piernas, primero con suavidad, luego con violencia. Me lamió, hasta llegar al clítoris, y aceleró. Yo también me aceleré. Ese hombre estaba haciendo que me sonaran todas las teclas hasta que una especie de trueno repentino catalizó aún más mi deseo.

Empezó a deslizarme suavemente de un extremo a otro de la cama. Yo me dejaba llevar, echando la cabeza hacia atrás y soltándome el pelo que hasta ahora tenía recogido en una perfecta cola de caballo. Sentía cómo la excitación recorría todo mi cuerpo, me parecía estar volando. Tenía el sexo empapado y él gemía con ganas, incapaz de contener sus instintos más primitivos. Me levantó de golpe y me dio la vuelta cogiéndome con una mano de la espalda y con la otra girándome la cabeza. Tiró de mi melena hacia atrás, mientras me besaba alrededor de la nuca, el cuello, la espalda. Sentía profundamente el olor de su aliento, el calor de su cuerpo. Cerré de nuevo los ojos y casi entró en éxtasis cuando de nuevo posó su mano sobre mi sexo.

tumblr_mog6xalyxG1rum7cgo1_r1_500

Para qué engañaros, yo me retorcía de un dolor excitante, estaba flipando con las reacciones que mi cuerpo caprichoso mostraba. Me masturbó mientras yo jadeaba de puro placer, casi hasta la asfixia. Me mareé, creía que estaba perdiendo el control y pensaba que iba a perder la consciencia. Me giró de nuevo, me apretó contra él y metió su cabeza desesperadamente entre mis piernas. Su lengua experta y tersa lo recorrió.  En ese punto yo no podía más, ansiaba con todas mis fuerzas que me hincara esa parte suya tan colosal.

-¡Métemela ya!

¡Cómo entraba y salía de mí con rapidez, aplastándome contra el cabezal de la cama con cada embestida!

Pensaba que iba a atravesarme el cuerpo, quería que me atravesara el cuerpo con esa polla, que esa noche era sólo para mí. Mientras me daba lo mío, me presionaba el clítoris que ya había aumentado al máximo. Metió sus dedos en mi boca para que mis gritos quedaran entre los dos, haciéndome callar  y penetrándome cada vez con más fuerza, sin clemencia. El ritmo era cada vez más acelerado y en cada embestida, me penetraba más duro, más fuerte, más rápido. Mientras agarraba con fuerza mis pechos, estrujándolos entre sus manos. Se los metió en la boca. Su lengua absorbía mis senos, mordiéndome los pezones. Mientras tanto nuestros cuerpos, exudando sudor, sonaban bruscamente por el movimiento animal de nuestros cuerpos.

sabanas

Hasta que me corrí gloriosamente. Él estaba a punto. La sacó antes de correrse. Le quité la gomita (chicas, no olvidéis nunca la gomita, aunque sea un abominable tostón) y acerqué mi boca a su polla. La lamí unos segundos, pero estaba tan a punto que no me dejó entretenerme demasiado. Me tumbé y me estrujó las tetas mientras se corría en ellas. Luego se dejó caer sobre mí y nos dormimos abrazados. Sólo un rato, porque la noche duró y duró y duró lo que no está escrito. Pero esa es otra historia.

 

DE REUNIONES TUPPERSEX A SEX TOYS PARTIES

De reuniones tuppersex a sex toys parties

Aunque muchas no lo admitan, toda mujer tiene apetito sexual y busca saciarlo con orgasmos. Y para muestra seis datos:

Por Paula

1. ¿Qué imagen caracteriza eventos como los carnavales y los spring breaks? Chicas mostrando sus senos. A las mujeres les gusta el exhibicionismo, si no fuera así, no existirían los bikinis.

2. ¿Qué productos se exhiben más en una tienda erótica? Aquellos que usan las mujeres. Las ventas de vibradores se incrementan 25% cada año.

3. Las novelas de romance y erotismo abarcan 54% de todas las ventas de libros de ficción, sobretodo aquellos que incluyen historias de masturbación, bondage, tríos, juguetes eróticos etc.

4. Las series de mayor éxito son aquellas con guiones provocativos que resultan en shows como Sex and the City y Esposas Desesperadas. En estos programas y en las telenovelas -que toda la vida han tenido éxito entre las mujeres- se explotan historias de romance, relaciones secretas y aventuras extramaritales.

5. Las reuniones para vender tuppersex están siendo reemplazadas por Passion Parties, donde asesoras especializadas enseñan a las mujeres el uso de juguetes eróticos.

sextoy-party-tuppersex-el-placer-es-vuestro-tienda-erótica

6. Los aerobics están siendo también remplazados por ejercicios más sexys como pole dancing, porque las mujeres quieren aprender a moverse sensualmente además de estar en forma.

Sólo porque son madres, esposas y/o amas de casa, no significa que a las mujeres no les guste el sexo y los orgasmos. Si la diosa sexual interior de tu pareja aún no está del todo despierta como te gustaría, probablemente sólo necesita una “empujadita”.

Si quieres que tu mujer se vuelva más liberal sexualmente animala a usar bikinis, ropa sexy, juguetes sexuales, lean y/o vean películas eróticas juntos y sobre todo, hablen libremente sobre sus fantasías.

PAUTAS Y CONSEJOS PARA AGUANTAR MÁS EN LA CAMA

Alimentación y ejercicios para aguantar más en la cama

Hay tres variables que condicionan el resultado y la calidad de nuestras ‘actuaciones’ en la cama. En nuestra mano está mejorar y ser más eficientes

Estas son las tres variables que, entre otra serie de factores, van a condicionar el resultado y la calidad de nuestras ‘actuaciones’ en la cama.

Alimentación adecuada

La alimentación nos ayuda a regular los niveles de testosterona; por eso es bueno que independientemente del tipo de dieta que lleve cada uno, se observen una serie de reglas básicas que ayudan a construir músculo y mantener unos niveles de testosterona altos.

1. Proteínas

Las carnes rojas y los huevos son nutrientes críticos que ayudan al crecimiento muscular y por ello a aumentar la testosterona.

2. Calorías

Si hace ejercicio intenso, no escatime a la hora de ingerir calorías. Se ha comprobado cómo hombres que realizaban ejercicio intenso y solo ingerían unas 1.800 calorías al día tenían una caída del 40 al 50% de testosterona en apenas una semana. El consumo insuficiente de calorías impide al cuerpo mantener los niveles adecuados de testosterona, ya que esta reacciona frente a una alimentación insuficiente, recortando su producción.

3. 2 a 1

Una relación óptima entre la cantidad de proteínas y de carbohidratos que usted ingiera es fundamental para la segregación de testosterona. Debe ingerir aproximadamente 2 gramos de carbohidratos por kilo de peso y un gramo de proteína por kilo de peso al día. Esta proporción de 2 a 1 es la óptima para que el cuerpo segregue e incremente los niveles de testosterona.

4. Las grasas sirven

No tema a las grasas saturadas como al gran enemigo público número uno. Efectivamente no es el mejor nutriente para muchas cosas, pero su ingesta tiene beneficios. Y me explico. Alrededor de un 20 a 30 por ciento de las calorías consumidas a diario deben provenir de grasas, y no sólo de grasas mono insaturadas saludables para el corazón como las del aceite de oliva, sino que las grasas saturadas que contienen colesterol son necesarias. El colesterol es un precursor esencial para la producción de testosterona. Así que asegúrese de que del 5 al 10 por ciento de sus calorías diarias vienen de grasas saturadas de alimentos como la carne roja y las yemas de huevo.

Hábitos de vida

Además de observar estos hábitos alimenticios es necesario también mejorar determinadas pautas de vida que sin duda influyen y de manera significativa en alcanzar nuestros propósitos de ser mejores en la cama. Muchos actos y actitudes que en principio parecen muy simples van a influir decisivamente en nuestros niveles de testosterona. Les mostramos algunos gestos que ayudan a potenciar la testosterona.

1. Sueño

Dormir una media de 8 horas ayuda. Un estudio de la Universidad de Chicago encontró que gente que dormía un promedio de 5 horas disminuyó los niveles de testosterona hasta en un 15 por ciento.

2. Alcohol

Aunque de forma tonta y errónea se ha asociado siempre la virilidad a beber más que el de al lado, lo cierto es que numerosos estudios demuestran que el exceso de alcohol acelera la conversión de la testosterona y otros andrógenos en estrógenos (hormonas femeninas). Si desea maximizar su producción de testosterona, corte o reduzca su consumo de alcohol.

3. La frecuencia

En un estudio en la revista Archives of Sexual Behavior se midió los niveles de testosterona de varios hombres antes durante y después de ver una película pornográfica. Sus niveles fueron más altos hasta en un 35% hasta dos horas después. Por tanto cuanto más sexo practique, más testosterona producirá y mejores resultados obtendrá. Como todo en la vida, cuanto más se entrena mejor.

4. Fuera latas

El Bisfenol A es un químico utilizado en algunas latas de alimentos y envases de plástico, que puede disminuir sus niveles de testosterona. Reduzca el consumo de productos enlatados y envasados en recipientes plásticos.

Ejercicios

La manera más segura de mejorar nuestra puesta a punto en la cama, ser más ‘duro’, estimular y mejorar nuestra actividad sexual, es hacer ejercicio físico de forma regular. El ejercicio mejora la condición física y el funcionamiento sexual de forma notable. Hacer ejercicio regularmente aumenta la resistencia, previene y retrasa la aparición de la fatiga también durante el sexo. Y, por último, el ejercicio aumenta los niveles de la testosterona, la hormona masculina que incrementa nuestra libido.

1. Ejercicios aeróbicos para aumentar el ritmo cardíaco

Si es una persona sedentaria que no hace ejercicio comience a practicar deportes aeróbicos que le ayuden a ‘impulsar’ el corazón. Según vaya progresando, introduzca tramos de carrera en los que vaya intercalando andar y carrera, hasta que sea capaz de correr por espacio de 20 minutos seguidos. A partir de ahí vaya aumentando 5 minutos semanales hasta ser capaz de correr 50 minutos seguidos ó 10 kilómetros.

Si es una persona acostumbrada a realizar ejercicio, trate de incrementar la intensidad de los mismos. Se trata de incrementar el ritmo cardiaco a niveles superiores a los habituales.

2. Fuerza

Es necesario aumentar la resistencia y la fuerza muscular, para poder dar más de sí en la cama. Tres días a la semana, realizar 3 series de 15 repeticiones de fondos, tríceps y sentadillas, que ayudan a fortalecer los hombros, brazos, pecho y piernas.

3. Estiramientos

Realizar estiramientos ayuda a reducir el estrés y por tanto afrontar mejor nuestra actividad sexual. Realizar estiramientos que ayuden a relajar la musculatura de la espalda baja, el abdomen, las caderas y el cuello, nos ayuda a tener un comportamiento más activo en la cama. Túmbese boca abajo, apoye las manos en el suelo a la altura de los hombros. Manteniendo las piernas juntas y los pies estirados, eleve la cabeza y empuje la espalda hacia arriba hasta dejar los brazos estirados, pero manteniendo la pelvis en contacto con el suelo. Mantenga la posición 5 segundos y vuelva a tumbarse. Repita el ejercicio 10 veces.

LAS COSAS QUE A TODA MUJER LE GUSTA QUE LE HAGAN EN LA CAMA

Las cosas que toda mujer quiere que le hagan en la cama

El sexo es como conducir: sacarse el carnet es difícil, hay que memorizar y aprenderse las señales, pero una vez lo controlas, la carretera y tú os fundís en uno y podéis hacer largos y apasionantes viajes

Por Paula

Hablamos mucho sobre lo que de verdad quieren los hombres en la cama, por eso hoy nos vamos a centrar en el placer de ellas. Ninguna mujer es igual a otra, pero hay distintos patrones que se repiten. Es difícil complacer a una fémina en la cama, pero si conoces el manual básico te puedes acercar a satisfacer sus demandas sexuales.

Hombres (y mujeres) del mundo, abrid bien los ojos. Estas son las nueve cosas, algunas recogidas en el Blog que toda dama quiere conseguir en el dormitorio. Y si no lo haces tú, lo buscará en otro.

1) No es una muñeca hinchable

Hay muchos hombres que cometen el error de hacer el amor con la chica que tienen al lado sin mostrar pasión alguna. Les hacen sentir que son un simple agujero, una muñeca hinchable o un juguete sexual. No están AHÍ con ELLA. Simplemente están rozándose con algo esperando a alcanzar el clímax. Y, amigos, no hay nada que corte más el rollo que eso.

El sexo nunca debe terminar solo con el orgasmo masculino, especialmente si ella aún no ha tenido uno. Asegúrate de que ha llegado, y luego ve tú

Un hombre, o mujer, tiene que hacer sentir a su compañera sentimental que la está sintiendo en todo momento. Del principio al final. No es un acto egoísta, es una cosa de dos.

2) No es NO

Si ella te dice que te pongas el preservativo, te lo pones. Si ella te dice que no quiere sexo anal, lo asumes y no insistes. Si ella te dice que ha cambiado de opinión y que ya no quiere tener sexo contigo, te fastidias. No es NO. Y no solo en la cama. No es una esclava sexual, no tiene que hacer todo lo que dices si no le apetece. Es triste que tengamos que incidir en esto en el 2017, pero aún hoy hay chicas que se ven inmersas en discusiones a media noche porque él se quita el condón e insiste en hacerlo sin protección, o que se sienten forzadas a realizar algo que en realidad no quieren. Volvemos a decirlo: el sexo es una cosa de dos: tu opinión particular, si no coincide con la de tu amante, importa un comino.

3) Un orgasmo, mínimo

El sexo no debería terminar solo con el orgasmo masculino, especialmente si ella aún no ha tenido uno. Si vas a estar demasiado agotado después de llegar, asegúrate de que ella ya se haya ocupado de antemano. Un buen amante siempre espera a que ella alcance el clímax o, como poco, intenta que coincidan en el tiempo. No hay nada menos erótico (y de principiantes), que un hombre que alcanza el orgasmo sin esperar a su pareja o sin ni siquiera preocuparse por si ha llegado. Si eres de esos, sigue entrenando con tu mano y luego ya lo intentas con una mujer. De nada.

 

4) Que te comuniques

Aunque hay personas que odian que el compañero articule palabra alguna en la cama, no es una regla general y nunca está de más avisar al otro de cómo está yendo la cosa. Imaginemos que la mujer está realizándole una felación al hombre: es de agradecer que él indique si le está gustando, si quiere más rápido, más o menos presión, si quiere acompañamiento de manos, etc. Lo mismo ocurre si a uno le apetece hacer una postura en particular: solo hay que abrir la boca y decirlo. Las mujeres son listas, amigo, pero no adivinas.

5) Juegos preliminares

Lo hemos dicho hasta la saciedad, pero sigues sin hacerlo. Mal. Aunque veas a tu compañera super lubricada y con ganas de pasar a la penetración, es importante que dediques unos minutos (¡¡¡unos minutos!!!) a su cuerpo. Como sabes, ellas tienen muchas más zonas erógenas que tú, y cuanto más las estimules antes del coito, mejor será su orgasmo y, por tanto, el tuyo. Crees que no tiene relación, pero haz la prueba. Párate en sus pezones, en sus pechos, en su cuello, en su pelvis y en su vagina. Y luego, utiliza tu pene.

Aunque veas a tu compañera muy lubricada y con ganas de pasar a la penetración, es importante que dediques unos minutos a estimular todo su cuerpo

 

Ojo. Nunca has de empezar por abajo. No hay nada excitante en meter el dedo en una vagina que no está lubricada. De hecho, causa el efecto contrario. La forma más efectiva de estimular a tu compañera es tocar todas las partes menos sus genitales; esto hará que su deseo aumente.

6) Quítate los calcetines

Quizá pìenses que dejarte los calcetines en la cama te hace más sexy por el hecho de no tener los pies fríos o por ocultar tus uñas de orangután. Pero no, querido. Para las mujeres no es visualmente atractivo. Te hace parecer un niño pequeño, y ellas no asocian la infancia con la sexualidad de ninguna manera.

Si es un ‘aquí te pillo aquí te mato’ y no te apetece quitarte los calcetines, los expertos te recomiendan que te quedes a medio vestir, con los pantalones por los tobillos. No parecerás tan pardillo y a ella no se le bajará la libido del todo.

7) Innova

Es genial que hayas encontrado una postura en la que consigues que ella llegue al orgasmo o que conozcas qué preliminar no falla nunca para ponerla a tono. Pero no abuses, así solo consigues que el sexo sea aburrido y rutinario. Ni siempre les excita igual que les mordisqueen los pezones ni con acariciar su muslo interior encendemos la maquinaria. Hay que probar cosas nuevas para conseguir que la sorpresa forme parte de la excitación y, sobre todo, estar al tanto de sus gemidos y expresiones para saber si la alternativa del día está funcionando correctamente.

 

8) Contacto poscoital

Una de las cosas que más frías deja a las mujeres, y que hacen que pierdan el interés en ti, es que tras el coito no te manifiestes. Te metes en tu burbuja y ella siente como si no existiera. Error. Lo que debes hacer después de tener sexo con ella es… abrazarla. Ni más, ni menos. Sabemos q que es un trabajo duro, pero solo se trata de arquear los brazos, acercarte y sentir a la persona con la que acabas de hacer el amor. Si lo hicieras, el placer sexual de tu compañera aumentaría considerablemente. Lamentablemente, sobre todo para ellas, el 53% de los tíos no dan un abrazo ni al borde de coma etílico.

9) Ama el cunnilingus

Autoexplicativo. Tienes que bajar, sobre todo si quieres que ella lo haga. Si no sabes cómo hacerlo o sientes que no le gusta, haz clic aquí.

Venga, ¡ánimo!

MITOS Y REALIDADES SOBRE EL TAMAÑO DEL PENE

Toda la verdad sobre el tamaño de los penes

El tamaño no importa. Bueno, qué diablos: sí que importa, al menos para la hombría de gran cantidad de hombres que siempre se ponen centímetros de más

Seguramente, los hombres están más obsesionados por la medición de los datos que sus parejas. 

Por Paula

El tamaño no importa. Bueno, qué diablos: sí que importa, al menos para la hombría de gran cantidad de machos que siempre se ponen un puñado de centímetros más a la hora de alardear de su miembro viril, causando la consternación entre sus compañeros masculinos y, probablemente, una mezcla de indiferencia y repugnancia –quizá curiosidad– entre sus amigas.

Lo que está claro es que aún hay muchos mitos y muy pocas certezas sobre la verdad que se oculta tras el tamaño de los penes. ¿Tiene alguna relación con la altura de las personas? ¿Gozan de los hombres de raza negra de un mayor tamaño mientras que los orientales tienden al minimalismo? ¿Por qué el pene del ser humano es tan inútilmente grande, como afirman algunos estudios? El doctor Robert Martin ha intentado responder a algunas de estas preguntas en su libro How We Do It: the Evolution and Future of Human Reproduction y en una serie de artículos publicados en Psychology Today.

El hombre tiene un pene tan grande porque la mujer ha cambiado la forma de su pelvis y vagina

El hombre es el animal con el pene más largo

Quizá no muchos hayan oído hablar de ello, pero afirmar que el pene de los hombres tiene un tamaño desproporcionado es una constante en círculos científicos, al menos desde que Desmond Morris afirmó en El mono desnudo que, junto al gorila, éramos el mamífero con un miembro viril de mayor tamaño. Jared Diamond se preguntaba en ¿Por qué es divertido el sexo? La evolución de la sexualidad humana por qué era tan “innecesariamente largo”. Es decir, se tiró el folio científicamente hablando.

No se trata más que de una hipérbole, desvela Martin. En realidad, como señalaron las investigaciones del biólogo reproductivo Alan Dixson, nuestros amigos los bonobos nos superan con una media de 6,8 pulgadas (algo más de 17 centímetros), frente a los 16,7 centímetros nuestros. Podemos estar contentos: superamos a los orangutanes (8,6 cm), los gorilas (6,6 cm) y los chimpancés (14,7). Sin embargo, otros investigadores como Kunjappan Promodureducen la cifra humana a las 5,7 pulgadas (14,4 cm).

 

¿Para qué sirve un pene tan largo?

Si el hombre, uno de los animales más evolucionados, tiene un tamaño de pene “desproporcionado”, como diría Diamond, es porque probablemente hay una buena razón para ello. Desde el año 1995 comenzó a tomar forma la hipótesis del pene succionador, pergeñada por Robin Baker en colaboración con Mark Bellis en el superventas Sperm Wars (Las guerras del esperma), y que señalaba que este tamaño desproporcionado tenía como objetivo eliminar el semen que otros machos rivales habían depositado en la vagina de la hembra. Se trataría, pues, de una expresión más de la guerra entre hombres por fecundar al mayor número de mujeres posibles, pero Martin no está muy de acuerdo con ello, ya que sus investigaciones señalan que la evolución biológica del hombre le ha llevado a deshacerse de todos sus rasgos competitivos para centrarse en aquellos pensados para una relación monógama.

Para el autor, la teoría más realista es la que expuso Edwin Broman en un artículo publicado en 2008 en Archives of Sexual Behavior: el causante del tamaño del pene no es el hombre, sino la mujer, y en concreto, la evolución de su pelvis y vagina que, al ensancharse, también ampliaron el canal vaginal. El pene, simplemente, se habría adaptado para encajar ahí.

En África son más grandes

Las investigaciones del indio Promodu ponen de manifiesto que quizá estábamos un poco desencaminados en nuestra consideración del tamaño genital de otras razas. Según concluyen, los africanos no tienen un pene sensiblemente grande, aunque sí es verdad que los hombres orientales disponen de herramientas de menor tamaño, seguramente asociada a la menor estatura de los mismos.

El tamaño del pie no tiene nada que ver con el del pene

Una de esas leyendas urbanas que todos hemos oído durante la adolescencia, hasta que una investigación publicada en el año 2002 en BJU International demostró que no había ninguna correlación entre el número del zapato y la longitud del pene. El mismo estudio señalaba que la media del tamaño británico era de unos 13 centímetros genitales y un 43 de pie.

La estatura sí que importa

La mayor parte de biólogos defienden la teoría de que el tamaño corporal está relacionado con el tamaño de los genitales. Al fin y al cabo, todas las extremidades crecen en función del resto del cuerpo, ¿por qué no habría de hacerlo el pene? Así lo demuestra una investigación realizada en 1989 por H. Loebotra realizada en 2001 por R. Ponchietti –que añadió que el peso no influía– y otra publicada en 2002 por Spyropoulos, que encontró una polémica relación entre el tamaño de los dedos y el pene.

La ciencia no se pone de acuerdo porque cada investigación mide el pene de una forma distinta¿Tienen todos ellos razón? La clave se encuentra en la forma de medir los genitales. A veces, estos se contabilizan cuando están flácidos; a veces, cuando están erectos. Otras veces, se realiza una media. En ocasiones, simplemente se alarga la piel del pene flácido para que dé lugar a un tamaño semejante a la erección, lo que facilita el trabajo de los investigadores (y lo hace un poco menos violento). Esta diferencia explica por qué algunas mediciones resultan tan distintas.

Dime cuánto miden tus dedos y te diré cuánto te mide

Suena también a superstición, pero una investigación realizada en Japón por Ho Choi y publicada en el Asian Journal of Andrology en 2011 puso de manifiesto que existe una relación entre el tamaño de los dedos y el del pene. Pero no, no se trata de que cuanto más largos o gordos sean, así será nuestro miembro viril, sino de que lo clave es la diferencia entre el dedo índice y el corazón, puesto que representa la acción de la testosterona durante la vida prenatal… Pero esta diferencia sólo aparecía cuando el pene había sido alargado, no en estado flácido.

El tamaño del pene flácido y el pene en erección no está asociado

De entre todas las revelaciones que la ciencia ha realizado sobre nuestros miembros viriles, quizá la más sorprendente de todas es la que señala que el tamaño del pene flácido y el pene en erección no tiene ninguna relación. O al menos eso han señalado dos investigaciones realizadas en 1996 por Hunter Wessels y publicadas en Journals of Urology y unos años después por Robert Ponchietti. La conclusión de ambos es que, aunque la erección hace aumentar el tamaño del miembro viril en dos tercios de su tamaño, el tamaño del pene relajado no permite averiguar cuál será la medida en erección.

CÓMO HACER QUE DISFRUTEMOS: LAS PARTES ERÓGENAS DE LA MUJER

Haz caso a la ciencia!!!

Las partes erógenas de la mujer y cómo hacer que disfruten

Según ha revelado un nuevo estudio, no todas las zonas erógenas del cuerpo de la mujer responden por igual según el tipo de contacto aplicado en ellas

 
Por Paula

Aunque tod@s creemos saber cuáles son las partes del cuerpo de nuestra pareja con las que alcanza una mayor excitación, quizás no lo estemos haciendo todo lo bien que podríamos.

Según ha revelado un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Journal of Sexual Medicine, no todas las zonas erógenas del cuerpo de la mujer responden por igual según el tipo de contacto aplicado; y saber que zonas son más sensibles, y a qué tipo de estímulos responden mejor, podría ser útil no sólo para que las intervenciones médicas en estas zonas se hagan con más delicadeza (el objetivo principal del estudio) sino también para lograr un mejor desempeño sexual.

Los científicos canadienses responsables del estudio seleccionaron a un grupo de 30 mujeres, de entre 18 y 35 años, y aplicaron distintos tipos de tocamientos en diversas partes de su cuerpo: las zonas del perineo (clítoris, labios menores, vagina y ano), el pezón y la areola (la piel coloreada que rodea a éste), los pechos, el cuello, el antebrazo y el abdomen.

Tras estimular cada zona durante un segundo y medio, acariciando, presionando o aplicando vibración, preguntaron a las mujeres qué habían sentido.

Un atlas del tacto

En lo que respecta a las caricias, el cuello, el antebrazo y el margen vaginal son las áreas más sensitivas, y la areola, la que menos. El clítoris y el pezón son las partes más sensibles a la presión, los pechos y el abdomen las que menos. También el clítoris y los pezones son las partes más sensibles a la vibración.

Para lograr un sexo satisfactorio es recomendable alargar los preliminares, ser cariñoso y retrasar el momento del coito hasta que la mujer esté realmente excitadaSegún los autores del estudio, el hecho de que los genitales sean más sensibles a la presión y la vibración que a las caricias es “interesante”, dado el rol que la presión (como la penetración) y la vibración (presente en los juguetes sexuales) tienen en las actividades sexuales.

No hay que olvidar, no obstante, que como aseguró un reciente estudio publicado en la revista Cortex, el cuerpo humano posee una gran variedad de zonas sexualmente estimulantes, que van desde los hombros hasta el interior de los muslos y la cadera.

En el top ten de la clasificación de las zonas erógenas femeninas, estableciendo el grado de sensualidad con una puntuación del cero al diez, se encuentran el clítoris (9,1), la vagina (8,4), los labios (7,9), el cuello (7,5), los pechos (7,3), los pezones (7,3), la parte interna de los muslos (6,7), la nuca (6,2), las orejas (5) y, finalmente, el culo (4,7).

Centrarse exclusivamente en los genitales no es una buena idea.Según la sexóloga estadounidense Laurie Watson, autora del libro Wanting Sex Again (Berkley Publishing Group), muchas mujeres dan cabida a las relaciones sexuales sin tener un verdadero deseo, pero si las cosas se hacen bien, este acaba apareciendo. Y esto se logra alargando los preliminares, siendo cariñoso y retrasando el momento del coito hasta que la mujer esté realmente excitada, algo para lo que es muy útil saber qué zonas no genitales producen mayor excitación. Si se hace bien, Watson asegura que “el sexo puede acabar siendo salvaje y apasionado”, pues cuanto mayor es la excitación a la que se llega, más placentero es el orgasmo.

SATISFYER PRO 2, UNA LOCURA DE EXPERIENCIA CON EL

Ilusionada de presentaros otro juguetito nuevo. Como siempre, infinitas gracias a elplaceresvuestro.es por brindarme esta colaboración, ¡sois geniales!

Por Paula

Bueno, anonadada me hallo con mi juguete nuevo, y es que había oído hablar tanto de él que me moría de ganas de tenerlo entre mis manos y probarlo.

Os presento a esta maravilla: succionador Satisfyer Pro 2, cómpralo aquí.

Caja de Satisfyer Pro 2

Su envío y presentación:

Lo primero es deciros que la web Elplaceresvuestro.es se encarga de que el paquete llegue en un plazo corto, seguro y discreto. Así que poco tenéis que preocuparos de si alguien puede ver la procedencia de vuestro paquete, porqué esta empresa se encarga de que tu pedido llegue seguro y sin ninguna información que delate que hay en su interior.

Cuando abrís el paquete podréis ver que se preocupan de que tu contenido llegue intacto, incluyen material de protección para acolchar el producto.

El succionador Satisfyer Pro 2 incluye:

  • El famoso Satisfyer Pro 2 en un tono cobre – dorado. Monísimo.
  • Manual de instrucciones, sencillo y fácil de entender.
  • Cable USB de carga magnética.

Satisfyer Pro 2

Características del Satisfyer Pro 2:

  • Lo primero es hablar de su cabezal blanco fabricado de silicona médica 100%. Al contacto con la piel es súper suave y cómodo, muy confortable al tacto.
  • Su diseño como podéis ver es bastante bonito, en un tono cobrizo elegante. Y como podemos ver en las fotos que adjunto consta de dos botones, uno inferior para el encendido/apagado, y el otro es el regulador de intensidad.
  • Este succionador posee ni más ni menos que 11 modos diferentes de estimulación, variando su intensidad. Desde luego, una buena gama de distintos ritmos para elegir al gusto. Y potente.
  • Este estimulador de clítoris es un succionador que te proporciona placer sin tocarte, mediante ondas expansivas. Una experiencia única que no te puedes perder.
  • Este fantástico juguetito también es Waterproof, un extra casi imprescindible para disfrutar debajo del agua.
  • Satisfyer Pro 2 es recargable mediante conexión USB. Una vez cargado al máximo, puedes disfrutar durante 30 minutos de esta maravilla. Te sobrará tiempo.
  • Funciona mediante batería de Litio.

Comprar Satisfyer Pro 2

Funcionamiento, consejos e ideas

¿Cómo funciona?

Su funcionamiento es sencillo, quizás al principio requieras un pelín de práctica pero es muy fácil.

Lo primero que hay que hacer es cargarlo con su correspondiente cable USB, durante su carga verás una luz roja parpadeando. Y una vez cargado completamente, para ponerlo en marcha simplemente hay que presionar unos segundos el botón inferior y ¡voila! se encenderá una lucecita en color rosa, ya lo tenemos encendido.

Como ya he comentado, Satisfyer Pro 2 es un masajeador de clítoris que no necesita un contacto directo sobre él, es decir, vas a conseguir orgasmos sin que te toque lo más mínimo.

Funcionamiento Satisfyer Pro 2

¿Cómo lo coloco?

Recomiendo que antes del encenderlo, separes tus labios menores y coloques el clítoris dentro de la cavidad del cabezal perfectamente ovalado. Y una vez bien posicionado, lo enciendas.

En un principio las ondas expansivas te alcanzarán en su nivel más suave, pero sólo tienes que pulsar el botón superior e ir subiendo de nivel para sentir progresivamente como sube la potencia de este juguetito. Ya sabes, 11 modos distintos de intensidad para buscar el más adecuado en cada momento.

Este masajeador/succionador de clítoris es casi de otro planeta y como no mantiene un contacto directo con el clítoris, respeta al máximo tu nivel de sensibilidad. Esta característica ayuda a facilitar que llegue un orgasmo detrás de otro.

Desde luego, una forma de estimulación innovadora que hay que probar, ¡a mi me recuerda al sexo oral! Así que imagínate.

También comentaros que gracias a su cabezal de silicona médica 100% puedes utilizar lubricante de base al agua. En mi caso no ha sido necesario, pero está pensando para todos los gustos.

Y por último, me gustaría dejar una sugerencia que a mi me ha gustado mucho… ¿Sabes dónde más lo puedes probar? En los pezones.

Pues sí, deja que este juguetito también succione esta zona y te colme de nuevas sensaciones, no te dejará en absoluto indiferente.

QUE ES EL “SQUIRTING”: LO QUE NECESITAS SABER SOBRE EL

‘Squirting’: todo lo que necesitas saber sobre el gran misterio del orgasmo femenino

Está de moda, y no hay más que echar un vistazo a cualquier buscador porno para darse cuenta. El “squirting” se ha convertido en un fetiche importante.

 

La eyaculación femenina es uno de los grandes debates erótico fisiológicos del siglo XXI.

La eyaculación femenina se ha convertido en uno de los grandes fetiches de la producción erótica más reciente, y se han intentado dar muchas explicaciones a tal fascinación. Por un lado, parece un equivalente del muy difundido fetiche de la eyaculación masculina, ya un subgénero en sí mismo para algunas productoras que ha sido criticado por el feminismo.

Además, resulta particularmente espectacular, y por ello, las productoras pornográficas se preocupan por exagerarlo incluso hasta el punto de que nadie en su sano juicio puede pensar que en algunos casos, el squirting no es un montaje. Parece para algunos hombres una especie de demostración de que se ha alcanzado el objetivo, como una recompensa al esfuerzo.

La eyaculación femenina no es lo mismo que el ‘squirting’ Hasta tal punto ha llegado la moda que el pasado mes de diciembre fue prohibido en Inglaterra junto a otros comportamientos indudablemente violentos como los azotes o las estrangulaciones. El Reglamento de Medios Audiovisuales de 2014 intentaba, con esta orden, proteger a la infancia y restringir aquello que puede ser visto en una pantalla. ¿Qué tiene la eyaculación femenina de problemático, más allá de que pueda resultar desagradable para muchos?

Porque, en realidad, lo que prohibió la junta fue el squirting, y no la eyaculación femenina en sí, dos cosas que, como explica un artículo publicado en Fusion, se parecen pero no son iguales. Una investigación publicada en el pasado mes de diciembre por el doctor Samuel Salama en el Journal of Sexual Medicine aclaraba que se expelen distintos líquidos en ambos actos, y que en el caso del frecuente squirting del porno, este puede incluir orina. Y registrar actos escatológicos está prohibido por las autoridades inglesas, lo que explica que su inclusión en la lista de actos a erradicar.

De qué hablamos cuando hablamos de eyaculación

La gran pregunta sobre la eyaculación femenina es qué es dicho líquido y cómo se origina. Durante décadas, nadie supo dar una respuesta correcta, y se pensaba que era una sustancia de origen desconocido y semejante al semen. Eso fue hasta hace relativamente poco, cuando se empezó a mantener, debido al espectacular flujo que podía verse en algunas películas pornográficas, que no era más que orina. No estábamos muy desencaminados, como demuestra la reciente investigación del doctor Samuel Salama.

El número de mujeres que realmente eyaculan grandes cantidades de fluido durante el acto sexual es muy bajo.

Por una parte, se encuentra aquello que podemos considerar como eyaculación femenina, casi siempre una cantidad ínfima de líquido que se produce en la glándula de Skene –una especie de próstata femenina– cuando algunas mujeres alcanzan el orgasmo. Esta se encuentra al final de la uretra, y también puede servir de lubricante natural durante el acto sexual. El de Salama no es el único estudio que señaló a dicha glándula como la productora de dicho líquido, como el realizado en Italia que señaló que sólo un porcentaje muy pequeño de mujeres disponen de esta próstata masculina que está formada por el tejido que habría formado la próstata en caso de nacer hombres.

El sexo presentado en las películas pornográficas no tiene nada que ver con la realidad. 

Harina de un costal muy diferente es el condenado –o tan anhelado– squirting. Los investigadores no tienen ninguna duda de lo que se trata: de “una gran cantidad de líquido proveniente de la vejiga”. Más claro, agua: como sospechaban mucho, se trata de un fluido muy semejante a la orina. Además, este es expelido de forma tan espectacular como sospechosa. Lo innovador de la investigación recientemente publicada es que se han utilizado ultrasonidos para comprobar de qué manera la vejiga se llena de orina durante la estimulación sexual en algunos casos.

Un mundo lleno de squirters

Hay dos cosas que se encuentran fuera de toda duda. Por un lado, que el número de mujeres que realmente eyaculan grandes cantidades de fluido durante el acto sexual es muy bajo. Por otro, y como consecuencia de lo previo, que la mayor parte de “fuentes del amor”, como las denominan los franceses, son fingidas.

Existe todavía un gran desacuerdo sobre el porcentaje exacto de mujeres que eyaculan. Un estudio publicado en 1984 fijaba dicho porcentaje entre el 25 y el 50%. Otro de 2007 expandía dichas cifras al 10 y el 69%. Un artículo del Journal of Sexual Medicine aportaba su granito de arena con un margen de entre el 10 y el 54%. La cantidad expelida es igualmente muy variable, y como señaló un estudio publicado en International Urology and Nephrology, puede variar entre cantidades imperceptibles y 5 mililitros.

La demanda en el mercado porno de este tipo de contenido es tan grande que muchas actrices están intentando mejorar su capacidad eyaculatoria ¿Cómo se produce? A veces, se trata simplemente de nacer con dicha capacidad, que producirá la eyaculación de forma natural; en otras, la estimulación puede provocar un aumento en el caudal, como ocurre igualmente en el caso de los hombres.

En resumidas cuentas, más mujeres de las que pensamos eyaculan, sólo que no de la manera a la que se han acostumbrado millones de hombres de todo el mundo. Como explica el artículo de Focus, lo que estos ven no es más que un montaje, pero que les satisface en cuanto que, como obliga la visión tradicional del sexo, hace evidente de manera visual el momento del clímax.

Como explica el artículo publicado en Fusion, la demanda en el mercado porno de este tipo de contenido es tan grande que muchas actrices están intentando mejorar su capacidad eyaculatoria, ya sea a través de los ejercicios vaginales o la sobrehidratación. Sin embargo, en muchos casos, no se trata más que de un truco de efectos especiales de igual manera que la sangre borbotea sin parar de un cuello supuestamente cortado en una película de terror. Desde luego, se trata de un efecto excitante para muchos hombres (y mujeres), pero corre el riesgo de convertirse en una obsesión que muy tiene muy poca relación con la realidad.

El sexo menos furtivo también se apoderó de las calles de Vigo

Articulo de El Faro de Vigo

El sexo menos furtivo también se apoderó de las calles de Vigo

O Progreso y el Campus fueron algunos de los escenarios más ‘calientes’ de la ciudad

A diferencia de Granada y Sevilla, las calles de Vigo no han servido, al menos todavía de plató de una película X, pero lo cierto es que sí fue escenario de varios arrebatos de pasión a plena luz del día. Hace meses, una versión amateur del porno callejero ´calentó´ con fuerza el entorno del mercado de O Progreso, donde uno de sus bancos públicos arrebató provisionalmente el título de ´mejor banco del mundo´ al ubicado en un balcón a la ría de Vigo en el monte redondelano de Cedeira. Vecinos, transeúntes y clientes de una terraza no daban crédito a lo ocurrido a escasos metros a primera hora de la mañana: una pareja mantenía relaciones sexuales en mitad de la céntrica calle Ronda de Don Bosco.

Los implicados, ajenos al revuelo que se estaba formando a su alrededor, no cesaron en su empeño y prolongaron durante unos cuantos minutos su momento ´íntimo´. Aunque no se trataba de la grabación de una peli porno, lo cierto es que las cámaras de los móviles de todo peatón que se cruzaba con ellos inmortalizaron la escena y en pocas horas ya se había viralizado en las redes sociales y Youtube.

Si bien esta es la más conocida no es la única escena de sexo explícito en las avenidas viguesas. El Campus Universitario de Vigo también vivió su propia “pasión turca”. Una pareja disfrutaba junto a sus amigos de una de las tradicionales fiestas universitarias cuando no pudieron reprimir sus instintos y acudieron a la parte trasera de una facultad donde su ´hazaña´ terminó circulando por cientos de usuarios de WhatsApp. La discreción fue su asignatura pendiente.

Pero no solo Vigo figura en los mapas del porno callejero, otras muchas ciudades de Galicia se convirtieron en virales por dar rienda suelta a la pasión de sus convecinos en lugares públicos. Un pequeño montículo en el río O Con, en Vilagarcía, también ejerció de ´nidito´ para dos jóvenes que una vez termina la Fiesta del Agua 2014 decidieron alargar las celebraciones unos minutos más. O horas, quién sabe. Dos años después, fue Pontevedra , concretamente un cajero en la calle Gutiérrez Mellado, el que centró la atención de miles de viandantes al encontrarse con otros dos jóvenes manteniendo relaciones sexuales. En este caso, fue la chica quien denunció las grabaciones argumentando una vulneración de su integridad moral, sin embargo, los tribunales lo archivaron al considerar que fue ella misma quien “se expuso públicamente”.


La plaza del Obradoiro fue una de las pioneras en esta tendencia. Ya en 2008, un portal de Internet para adultos, PorNoaburrirse.com, publicita en la portada de su web un vídeo porno grabado, justo delante de la Catedral de Santiago. En la página se muestran varias capturas del vídeo, en el que se ven imágenes explícitas de sexo entre dos mujeres y un varón en la plaza del Obradoiro. Y no podía falta un clásico del erotismo: el sexo furtivo en un coche, aunque en este caso encontrar la postura correcta no fue lo más engorroso. La Guardia Civil de Tráfico cazó a la pareja en plena autovía, concretamente en la A-52.

El exhibicionismo puede llevarte a la cárcel

¿Qué consecuencias acarrean estos actos fogosos y pasionales? Pues todo depende del sitio en el que ocurriesen y de las personas que lo vieran. Fuentes de la Comisaría de Vigo confirman que estas situaciones, a nivel penal, no tienen repercusión acaso que suceda frente a menores o en lugares frecuentados por estos, donde ya se estaría hablando de un delito de exhibicionismo, castigado por el Código Penal con penas de prisión de entre de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses.

LOS MEJORES REGALOS ERÓTICOS PARA SORPRENDER EN NAVIDAD

¡Toma nota!

Diciembre por lo general es un mes para regalar y demostrar el afecto a quienes nos rodean, pero no menos cierto es que es una época que despierta la pasión y el erotismo. ¿Has pensado en romper el tabú y encender la llama antes que finalice el año? Atrévete y toma nota de los consejos que te damos a continuación.

1.Lencería: Para ambos el tener puesto algo sexy enciende la pasión; recuerda que los hombres son personas muy visuales y las mujeres desean verse bien ante esa persona. Con la principal intención de disfrutar del momento.

 

2. Lubricantes y Aceites: Probar sabores y olores despierta las ganas de ambos. Sal de lo cotidiano y experimenta nuevas fragancias, invita a tu pareja a pasarlo bien en estas fiestas navideñas.

 

3. Cumple su fantasíaJugar y cambiar de roles siempre será una buena oportunidad para sorprenderse y explorar otras facetas. De policia, enfermera, o angelito, cumple la fantasía de esa persona. Puede que le encante la idea de que te vistas de colegiala sexy o de hacerlo bajo el agua. Es hora de ponerlo en práctica y llevar a cabo las fantasías más locas.

4. Artículos de fetichismoDominación, sumisión, y muchísimo placer… si disfrutas de los fetiches, es una buena idea regalarle algún artículo para que los dos se deleiten y lo pasen bien.

5.Juguetes eróticos. En pareja se disfrutan muchísimo, crea el morbo y realiza fantasías con ellos, no hay nada más bonito ver a tu pareja como llega al climax una y otra vez.

6. Una noche en un hotel: Date un descanso del estrés y haz tu propia fiesta. Esta sí requiere algo de inversión, pero te ayudará a salir de la rutina.

7. Kamasutra del amor Regálale a tu chico una sesión de kamasutra. Busca en internet las posiciones más increíbles, ¡y recrealas! Tal vez no salgan a la perfección, pero pasaréis un momento súper divertido.

8. Si eres de los más románticos:  Si lo que buscas estas navidades es pasar alguna que otra velada romántica con tu pareja, acompañada de velas, turrones y champán, puedes optar por cosas más sutiles, como un kit romántico. Estos kits suelen estar compuestos por aceites, cremas y otros productos que os pueden ayudar a descubrir sus zonas más erógenas.´

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

WEB DESTINADA SOLO PARA MAYORES DE EDAD

POR FAVOR INSERTA TU FECHA DE NACIMIENTO

- -