VIVA LA EMPOTRACIÓN: BÚSCATE UNO QUE TE EMPOTRE, POR PAULA

 LA NEVERA YA TE LA LLENARÁS TÚ

¡Hola Mis Chic@s Molon@s! Hay hombres que tienen la capacidad de mojar las bragas de la mujer más fuerte. Con sus versículos o sus testículos, pero es la pura realidad. Solo con una mirada suya te tiemblan las piernas, empiezas a sudar como un pollo en un secarral y te entran unas enormes ganas de bajarte las bragas, abrirte de piernas y dejarte hacer. Hay monumentos sobre los que te abalanzarías sin pedir permiso y sudándotela muy mucho que el resto del mundo entero pensara que eres una guarra muy seria. Estos sujetos provocan este efecto desconcertante en el que tú, completamente fuera de ti y de control, te pones tú solita mirando pa Cuenca, porque es lo que te pide el cuerpo. Y que sea lo que Dios quiera. Os estoy hablando de los empotradores, esos diamantes brutos que si te cogen te empotran y que tú lo que quieres es que te empotren. Estos empotradores bien pueden hacerte una cobra, no veis que se les amontonan los polvos, pero si you’re lucky, que te quiten lo follao. Estos tíos, de sólo mirarlos te entra un furor uterino que pa qué, despertando en ti esa perra que llevas dentro, esa que desea follar salvajemente y durante horas, esa que acepta palabras guarras a lo loco, esa que hasta suplicaría que la ataran a la pata de la cama con tal de que la empotrara semejante fuckerEmpótrame, te lo pido por favor, empótrame. Ya veis, todas tenemos nuestro corazoncito, sólo nos hace falta encontrar al empotrador que llegue hasta él. Desde luego que no todos los que os empotren en esta vida os quieren ni os van a querer, pero que vaya por delante que aquel que os quiera ha de empotraros bien. ¿No querréis ser unas mal folladas toda la vida, ¿no? El que a uno la follen mal deja mucha secuela mala, malísima. A saber, resentimiento visible, cara de pocos amigos, mala uva permanente, envidia de la mala hacia la bien follada, arrugas prematuras, chichi reseco, etc… Podría tirarme toda la eternidad con los daños colaterales de ser una mal follada, pero no quiero abrumaros. Además, aquí, a este blog, no venís a padecer, sino a daros una alegría al cuerpo, como un buen empotrador. Amigas, empotrar es un arte y no es lo mismo que te empotren que que te la metan. No es lo mismo. A muchos les gustaría ser empotradores, pero empotrador se nace, no se hace. Oh yeah. A mí hay un par de hombres en este mundanal ruido que cuando les veo se me pone la piel de gallina sin querer, se me acelera el pulso y se me entrecorta la respiración ¿Por qué? Pues porque me imagino cómo esa bestia parda empieza a besarme el cuello para luego comerme la boca. Ya más cachondeta me vengo arriba y pienso en cómo separará mis piernas con las suyas para meterme mano por los muslos y luego tocarme por debajo de las bragas. En un momentico ya estoy on fire, más calent que las Fallas y con unas ganas de mambo que o me empotra ya o lo mato. Hace años conocí a un israelí en unas vacaciones en Tailandia. Sí chicas, una que vive bien. La verdad es que el tío era un guarro de cojones, y eso me ponía aun más perra todavía. Pero no es solo que fuera guarro, es que lo sabía, aunque no se vanagloriaba de ello como un pavo real. Lo que duró la cosa a mí se me caía la baba y el chichi me hacía pepsicola, lo reconozco. Una atracción física y un empotramiento que durante demasiado tiempo confundí con amor verdadero. Ahora, con el tiempo de por medio, caigo y entiendo por qué confundí sexo con amor. Me empotraba tan bien y tan hasta el fondo que yo, ilusa de mí, me pensaba que aquello era amor profundo, porque me calaba los huesos y me llegaba hasta las entrañas. En ese afán mío de preguntar a mis amigas sobre los empotradores del momento, he aquí los empotradores preferidos de mis amigas. Y los míos, claro está. 1.Tom Hardy.   2. Jason Momoa: Khal Drogo en Juego de Tronos. Es taaaaaaaaan salvaje. Sino mirad. Dicen de él que es el mayor empotrador del planeta, la más salvaje de las criaturas sobre la faz de la tierra, Méritos no le faltan, la verdad; más bueno no se puede estar, es enorme y las malas lenguas dicen que tiene un rabo descomunal. ¡Qué gustazo! Entre la melena, los brazacos, esa mirada de golfo con principios, ese culo para partir nueces, vamos todo él solo me despierta un profundo deseo de que me atraviese el cuerpo, me coma enterita, me empale y me dé lo mío y lo de prima. 2. Fredrik Ljungberg: Futbolista y modelo. ¿Os habéis fijado en el pollamen? A mí este que me meta todos los goles que quiera. Me tiraría todo el día pronunciando su apellido. Ljungberg, Ljungberg, Ljungberg. 3. Patrick Swayze: Si alguna vez tuviera miedo al compromiso (que ya lo tengo), con un hombre como éste a Dios pongo por testigo que yo me retiraba del mercado, formalizaba, me casaba, tenía hijos y me lanzaba por el precipicio. Oye, y sin ningún miramiento. Porqué además de tener una pinta de brutote que acaba contigo, sabe bailar. ¿Os lo imagináis rompiendo añicos lo que moldeaba la guapita de Demi Moore? Qué suerte tuvo la mosquita muerta de Baby. No puedo con ella….. Chic@s, dejémonos de hombres que nos tengan llenita la nevera. Que nos empotren y nos llenen por dentro, que la nevera ya nos la llenaremos nosotras. Empotradores que habitáis en nuestras ciudades, venid a nosotras. Invictuses, bárbaros, bestias pardas, hombres asalvajaos que os sabéis empotradores de alto nivel, hacednos vuestras. Pero ya. paco_rabanne_invictus_1 Tú también Nick Youngquest.

CÓMEME BIEN EL COÑO, Y CUANDO DIGO BIEN, ES PERFECTO

Por Paula

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

  A mí el coño me parece, a groso modo, una cosa muy fea, oscura y siniestra. Las pollas, sin embargo y especialmente para chuparlas, son infinitamente más hermosas, comestibles y apetecibles que un coño con su moquillo, esa pelambrera o mostacho a lo abominable Hitler, y no sigo porque me da mucho asco pensar en coños. Sin embargo las pollas, mmmm las pollas son otro cantar. Dónde va a parar. Analicemos someramente el aparato genital femenino. Asistid a esta breve pero intensa clase magistral impartida por uno de ellos.   Yo me pongo en la piel de un come coños y me toca amorrarme al pilón, y la verdad es que me invaden mil y una dudas. ¿Y si aquello huele a lonja y encima eres alérgico al marisco? ¿Y si aquel césped no está podado -más bien abandonado del todo- y he de hacerme camino con un machete imaginario? ¿Y si cuando termino parece que me haya morreado como un mastín? Come-coños que habitáis la faz de la tierra, ayudadme a comprender las infinitas bondades de tan escrupulosa hazaña sexual. ¿Es sólo mezquino postureo? ¿Acaso moneda de cambio para que luego os la chupemos? ¿O para mi sorpresa el cunnilingus puede ser un arte ciertamente placentero para vuestro viril paladar? Es que no lo entiendo, coño. ¿Por qué?¿Con lo feo que es? Iluminadme caballeros. Andrés ha sido el único de todos mis amigos que se ha animado esta vez a compartir con tod@s nosotr@s lo que le inspira el coño. Vale la pena, tiene una visión muy poética de nuestros coños.
Lo primero que es súper íntimo Es como que ya no hay nada más allá (sólo la mente). Y después que es misterioso. Hay que ir descubriéndolo… Porque no hay dos iguales. Y para acabar, que responde, lo puedes sentir. Su calor, su suavidad, su inflamación, su humedad incluso su olor. Si te responde te reconforta. Los hay más bonitos y más feos. Pero la estética creo que es lo de menosEl morbo que provoca es lo que atrae, no su belleza. Es como cuando conoces a alguien que bien mirado, no es guap@, pero por alguna razón, a ti te da un morbazo.

Gracias Andrés. Y ya de paso…cómeme el coño

Eso sí, que a mí me dé un asco que me muero pensar en comerme un chichi no quiere decir que el que lo haga no tenga que hacerlo bien, qué digo, bien, de puta madre. Un coño es un coño; lo que no es un coño es un chupa chups o un helado de nata o una fuente de agua a la que se amorra un runner cuando termina una maratón. Los coños, al igual que los penes, hay que comérselos con pasión. Uno que sabe de esto es Juan Abreu. La verdad es que físicamente no es mi tipo, más que nada porque podría ser mi padre o mi abuelo, pero su sublime visión del coño me enterneces y me estimulan. Simplemente quiero recoger para vuestro deleite sensorial un fragmento de sus acertadísimas recomendaciones sobre cómo comer un coño.¿Cómo comerse un coño? Según el come coños consumado de Juan Abreu…
Como si fuese el último coño disponible sobre la faz de la tierra. Pero la vida es un constante aprendizaje y hasta yo, que, modestia aparte, sé del asunto, he aprendido cosas nuevas en los últimos tiempos. Y aquí las pongo a disposición del amable lector (y de la amable lectora, que ha de saber a lo que tiene derecho). Asumo que me han leído y saben del olisqueo previo, y que del olisqueo hay que ir al soplo, y del soplo al resoplido y del resoplido al suspiro. Y de allí al balbuceo y del balbuceo al sabotaje de la alternancia. Asumo que saben que hay que prestar mucha atención a los cambios de frecuencia, que son fundamentales. Lamida y roce, y el consiguiente frotar vigoroso. Pespunteo y pausa. La construcción de la zozobra. El ataque sincopado, el presionado inclemente, el olvido temporal del clítoris, etcétera. Asumo todo eso. ¿Cuál es el secreto de una buena  comida? Preguntaba yo en otra ocasión. Y me respondía: el pendular entre la extrema sutileza y la acometida viril.”

Yo prefiero encomendarme al sabio arte de comer pollas. Llamadme come-pollas, es lo que soy.

EL PLACENTERO ARTE DE MAMAR, POR PAULA

Publicado por Paula

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Hoy vamos hablar de sexo más claro que en mucho tiempo. ¿Te apuntas?

Soy una comepollas. Otra mamadora muy seria y profesional- y lo digo con todo el respeto del mundo- es la porno star Amarna Miller. Se estrenó en la revista cultural Jotdown con este lujurioso escrito sobre el arte de la mamada. Haced el favor de echarle un vistazo, lo merece. Rescato para vosotras las líneas, a mi juicio impagables de su vademécum, que escribe a favor de la fellatio. Argumenta muy ofrecida a la causa ella…
Haz que la carne de tu amante vibre, se ensanche y crezca hasta que no quede ni un resquicio seco en la tela de tus bragas. Disfruta del calor infinito dentro de la boca, sabiendo que eres tú la que lleva el control de la situación. Cuando la polla esté tan hinchada que parezca que va a explotar, para. Solo durante unos milisegundos, los suficientes como para poner cara de hija de puta, guiñarle un ojo para que sepa que puedes hacer que se corra en cuanto te dé la gana, y cuando su cara se retuerza en una mueca de «¿no irás a parar ahora, verdad?» le haces una buena garganta profunda. Hondo, que te den arcadas. Que las babas le resbalen por los huevos.
Salvando las distancias – Amarna es catalana, pelirroja, blanca de piel y actriz porno y yo soy morena, ojos verdes, valenciana y vasca a partes iguales y simplemente escribo sobre sexo. Bueno y que seguramente ella se ha comido muchas más pollas que yo la cabrona. La cuestión es que aunque me gane por goleada en lo que a comidas de polla se refiere, yo también me considero una come/ mamapollas con todas las letras. Todas lo somos, no lo neguéis marranas. A ver, no os escandalicéis vosotras, ni os emocionéis vosotros. No es que me pase el día amorrada al pilón pero a veces lo mejor que una puede hacer en un momento dado (de fatal bajón por ejemplo, o de subidón total) es abrir la boca y tragar. Todo. Hasta el fondo. Y que sea lo que Dios quiera.
Basándome en el manual de la actriz catalana, hoy vengo a traeros en vivo y en directo mi particular breviario para chicas molonas sobre el arte de mamar. Ante todo que quede claro y cristalino que las pollas se comen o son susceptibles de ser comidas por muchos motivos. Porque es preciosa y tiene que ser toda para ti, porque el muy cabrón no deja de empujarte la cabeza hacia abajo y ya que estás pues tragas, por aburrimiento y para entretenerse una un rato, porque sí, para sentirla en tu boca y que acabe desahogándose en ella, porque eres una guarrilla de tomo y lomo, porque estás más salida que una psicoanalista, por probar, por comparar sabores y olores de otras catadas, por darle gusto a él, porque te gusta, le quieres, le amas y te lo pide a grito pelao la pepitilla.

O en plan egoísta total para que él luego haga lo mismo contigo. Y cómo no porque siempre tiene que haber una primera vez.

Punto número 1:

Fuera miedos. La polla no es ninguna mala pécora. Todo lo contrario, es tu amiga. Repetid conmigo: la polla es mi amiga. Otra vez: la polla es mi amiga. Dicho esto, repetid estas cuatro palabras cual mantra sexual en voz alta mientras os miráis en el espejo y os lo creéis a pies juntillas. No detengáis este ritual de impacto hasta perderle completamente el miedo a la polla, que no el respeto, que no es lo mismo. Seguidamente braza enérgica (metafóricamete hablando) la idea de mantener una relación más íntima y cercana para con el ella. Ábrete a ella y descubrirás que enseguida se doblegará ante ti. Hasta podéis llegar a ser BFF y pasarlo a las mil maravillas las dos juntas de la mano.

Una vez vencidos los miedos pasemos al

Punto numero 2: 

Chupar/mamar como si nos fuera la vida en ello. Cómo os explicaría yo…pues como si literalmente no hubiese un mañana y esa que se muestra ante ti fuera la única y última polla disponible sobre la faz de la tierra. Ahora estate atenta porque no es un blandiblú, no es una pajita ni tampoco un flash. Es lo que viene siendo una polla (más o menos grande, pero polla al fin y al cabo) de toda la vida y como tal has de tratarla. Aprehéndel@ con alegría, con brío y pletórica de jolgorio que no estás en un funeral maja. Ponle una mijita de actitud, cuarto y mitad de ganas y toda la pasión que sientes por las cosas bien hechas y las que recordarán.

Punto número 3:

Procede sin más dilación a una limpieza histórica – qué digo histórica, épica- del manubrio en cuestión. Una ha de entregarse al desempeño del francés con carácter afable, generoso y dispuesto. Como si se te desencaja la mandíbula o te entran arcadas, son simples daños colaterales. No lo tomes como algo personal y al lío.

Punto número 4:

No muerdas, ¿por qué muerdes?  Si muerdes que sea sobre la tela del pantalón o del calzoncillo. Si él está desnudo, puedes morderle suavemente el tronco del pene, pero nunca el prepucio. Me oyes, nunca jamás de los jamases. Que duele. Si tienes dudas, igual es hipersensible o tú demasiado brutita a la hora de enseñar dientes, pregunta antes.

Punto número 5:

Pasito a pasito y un movimiento sexy. Tómate tu tiempo, que no tenemos prisa ninguna.
  • Primero dale besitos y lamidas pequeñitas. Por todas partes
  • Recórrela toda de arriba a abajo con la lengua. Varias veces. Puedes empezar ya si quieres a tocarle las pelotas.
  • Métetela en la boca y chúpala con vigor, decisión y serenidad. Sácala. Repite este proceso hasta que te hartes y procura alterar velocidades, intervalos y tiempos que tienes su miembro viril en la boca. Más que nada para no aburrir al personal. Ser innovadora en este sentido garantizará que cada lamida sea toda una aventura.
  • Es buen momento para que intervengan tus manos. Mientras sujetas o masturbas la base del pene con tu mano, que la felación no pare y continúa con el mete saca hasta nueva orden.
  • Y sí, sí puede caber donde sea que tenga que caber. Créeme.
Succiona “la polla mientras practicas un movimiento de torsión. Comprime tus mejillas  y aspira todo el aire que puedas tener dentro de la boca. La idea es que parezcas una aspiradora que gira sobre sí misma.” Aquí copio y pego a Amarna porque estoy intentando imitar lo que dice  – en un lugar público y mogollón de peña a mi alrededor- y además de no verlo nada claro me estoy sintiendo como si estuviera haciendo prácticas bucales en un tuppersex.

¿Alguna más lista que yo me lo puede explicar?

Punto número 6:

Mirada de guarrilla. En general suele ocurrir que cuando estamos chupando nos da por cerrar los ojos. Suele pasar e imagino que lo hacemos para concentrarnos en la mamada. Pues muy mal hecho, todas suspendidas. Probemos una nueva técnica y mantén los ojos abiertos. Penétrale con una mirada lasciva (de esas como diciendo hola mi amor soy yo tu loba, quiero tenerte cerca para comerte mejor) mientras te metes la polla en la boca, la besas con tus labios de fresa o la recorres entera con la lengua. ¿Comer huevos o no comer huevos? Gran dilema donde los haya, sí señoras. Lo cual nos lleva al

Punto número 7:

Igual que hay a quien le gusta los huevos en tortilla, revueltos o pochados, el asunto de que a uno le coman las pelotas también es cuestión de gustos. Antes de ponerte a chupar esas bolsitas cargadas de amor y esperma a granell, pregúntale amiga mía. Mientras que a algunos les mola que te metas las pelotas en la boca, otros odian este gesto a morir. Preguntando se llega a Roma, no te cortes.

Una vez esté aquello a puntito de caramelo prepárate para la gran corrida.

Punto número 8: 

¿Y la corrida…adónde va a parar? Pues chica la verdad es que casi cualquier sitio vale. Vamos, que en tiempos de corrida se puede decir que todo agujero es trinchera, pero a ellos como que les pone más echarte el chorro en la boca, la cara, el culo o el chichi. Básicamente, dónde buenamente les dejes. Lo de tragarse el semen, allá cada una. No es estrictamente necesario, pero recuerda que según los estudios beber semen aporta dosis extra de felicidad.

Punto número 9:

¿Tetas para qué os quiero? Pues para hacer una cubana. Si tienes los pechos grandes aprovecha la generosidad de tu escote para hacerle una cubana. Si tienes una lengua viperina, úsala.

Si os sabe a poco la mamada que os propongo hasta ahora y vuestra osadía os anima a pasar al siguiente nivel, enhorabuena. Estás hecha toda una profesional. Eso significa, entre otras delicias, que estás preparadas para la deepweb de las felaciones, es decir, el

punto número 10:

Prácticas mamdoras poco o nada ortodoxas. Cuando en medio de los juegos de alcoba  me han pedido que escupa en ellas lo he hecho. Entre nosotras, me da más palo. Y es que el rollo de escupir me parece más cosa de hombres, de chinos. Maldita sea, ya me estoy poniendo tierna acordándome de cuando el muy truhán de mi Negro me ordenó sin vergüenza Mójame la pinga. ¿Qué cosas tan bonitas me decía verdad? ¡Qué recuerdos, qué tiempos aquellos! Será atrevido, granuja. Ayy-que-me-lo-como. Y ya que estamos de confesiones…Alguna que otra vez – aunque las menos- he permitido que me dieran un pollazo – a ver, donde digo uno, digo dos, o tres, como mucho cuatro – en los labios y en la cara. No me os volváis a escandalizar que ya somos mayorcitas y nos la hemos metido en sitios peores. Sé que suena un poco cerdo, pero a estas alturas de la mamada amigas, ir de estrechas es de ridículas y de los mayores feos que se le puede hacer a nuestra nueva amiga. Si una se pone a comer, es mejor que lo dé todo hasta el final. Pero guardadme el secreto por favor, que no se corra la voz. Paso de que me pongan la cara morada.  

¡Feliz Sexo!

PROGRAMA DEL ORGULLO GAY DE MADRID 2017

Orgullo Gay de Madrid 2017

Consulta las actividades y conciertos previstos para celebrar esta cita internacional desde el próximo 23 de junio al 2 de julio

Orgullo Gay 2017
Madrid acoge la fiesta mundial del Orgullo LGTB+ del viernes 23 de junio al domingo 2 de julio. El WorldPride 2017 se celebrará por las principales calles del centro de la capital, con Chueca como eje emocional de un evento que tendrá como acto central la Manifestación del Orgullo LGTB del sábado 1 de julio, la más grande del mundo. Este año, la capital de España celebrará por primera vez el EuroPride y el WorldPride a la vez, un hecho histórico en el mundo. El Orgullo Gay de Madrid es ante todo un gran festival que contará con numerosas actividades para celebrar y mostrar la diversidad. A continuación te contamos la programación de estas fiestas con la agenda y los espacios que podrás disfrutar en amor y compañía.

Viernes 23 de junio

  • Ceremonia de apertura del WorldPride en el Teatro Calderón

Lunes 26 de junio

  • Inauguración del Madrid Summit, la Conferencia Internacional de Derechos Humanos, en la Universidad Autónoma

Miércoles 28 de junio

Plaza del Rey

  • 20.15: Inauguración del escenario cultural del Orgullo
  • 20.30: Jade y Jorge Iván
  • 21.30: Karen Bennet
  • 22.00: Damas Swing

Puerta del Sol

  • 20.00 - 23.00: Actuaciones musicales

Plaza Pedro Zerolo

  • 20.00 - 20.30: Worldpride Cabaret con La Plexy y Briefs Factory
  • 20.30 - 22.00: Pregón del Orgullo, entrega de Premios Muestra-t y discursos de bienvenida
  • 22.00 - 23.00: Actuaciones musicales

Jueves 29 de junio

Plaza del Rey

  • 20.00 - 23.00: Música y mujer con María Pelae, Alicia Ramos, SES y Carmen París.

Puerta del Sol

  • 20.00 - 23.00: Worldpride Music (Pop Rock) con Cintia Lund, Algora y Cycle

Plaza Pedro Zerolo

  • 20.00 - 21.00: Worldpride Cabaret, presentado por Nacha la Macha
  • 21.00 - 23.00: Festival Radio Olé, presentado por Joaquín Hurtado y con Kafé pa 3, Calaítos, Las Soles, Sara Salazar, María Artés, Maki, Nuria Fergó, Camela y La Húngara

Plaza de España

  • 20.00 - 23.00: Actuaciones

Calle Pelayo

  • 18.00: Carrera de Tacones

Viernes 30 de junio

Plaza del Rey

  • 20.00 - 00.00: Músicas del mundo

Puerta del Sol

  • 20.00: Úbicate Nena (Mala Mala con banana láser DJ)
  • 20.30 - 22.00: Previa Gala Mr. España con Borja Sant, Rebeca Moss, Lara Sajen, Innocence y Rebeca.
  • 22.00: 10 Años de Mr Gay España, presentado por Omar Suárez y con Azúcar Moreno y Mirela and Whigfield

Plaza de Pedro Zerolo

  • 20.00 - 00.00: Worldpride Cabaret, presentado por Chumina Power

Puerta de Alcalá

  • 20.00 - 21.00: Apertura de escenario
  • 21.00 - 01.00: Gala Worldpride Hits, presentada por La Terremoto de Alcorcón y con Celia Flores, Baccara, OBK, Olé Olé, The Weather Girls y Marta Sánchez.
  • 01.00 - 03.00: Encuentro internacional de DJ'S LGTB

Plaza de España

  • 20.00 - 22.00: Apertura de escenario con Roser y Soraya
  • 22.00 - 01.00: Love / British Council Stage con Ray Blk, Fleur East y 99 Souls DJ SET
  • 01.00 - 03.00: Encuentro internacional de DJ'S LGTB

Calle Pelayo

  • 17.00: Diversidad de la gente de Pelayo

Sábado 1 de julio

Plaza del Rey

  • 20.00: Worldpride Cabaret con Jesús Amate como maestro de ceremonias
  • 21.00 - 23.30: Visit Chueca Cabaret

Puerta del Sol

  • 20.00: Fiesta Ponte Chueca
  • 21.00: Peoplefm Pride Fest
  • 22.00: Fiesta Onda Orgullo
  • 23.00: Be Fresh Festival
  • 00.00: Fiesta Delirio
  • 01.00: Fiesta Mala Mala
  • 02.00: Fiesta Freedom Maspalomas

Plaza Pedro Zerolo

  • 20.00 - 23.20: Worldpride Cabaret, presentado por Supremme de Luxe

Puerta de Alcalá

  • 22.00 - 01.30: Gala Europride / Eurovisión con Le Klein, Barei, Ruth Lorenzo, Rosa, Conchita Wurst, Kate Ryan y Loreen
  • 01.30 - 03.00: Encuentro Internacional de DJ'S LGTB

Plaza de España

  • 22.00 - 01.00: Worldpride Latina con Rozalén y Ania
  • 01.00 - 02.00: Fiesta Amén

Atocha - Plaza de Colón

  • 17:30: Manifestación desde Atocha hasta el Escenario Fin de la Manifestación ubicado en Colón, donde tendrá lugar la lectura del manifiesto y habrá actuaciones musicales

Domingo 2 de julio

Plaza del Rey

  • 19.00: Factor Orgullo
  • 20.30: Jesús Amate y sus cosas
  • 21.00: Carmelo Segura Companhia
  • 21.30: Entrega trofeos del Campeonato de Fútbol Fulanita de Tal
  • 21.45: NeveS Dance Company
  • 22.00: Avalanche de Dani Pannullo
Clausura del escenario cultural Muestra-t

Plaza de Chueca

  • 19.00: Plumas y Patitas

Puerta de Alcalá

  • 22.00 - 00.00: Gala Clausura Worldpride donde se entrega el testigo a Nueva York

Otros espacios

  • Worldpride Park: Del 28 de junio al 2 de julio de 12.00 a 22.00 en Puente del Rey.

NUESTRAS FANTASÍAS SEXUALES MÁS FRECUENTES DE NOSOTRAS, AUNQUE NO DIGAMOS NADA

LAS FANTASÍAS SEXUALES MÁS FRECUENTES DE NOSOTRAS

 

¡Hola Mis Chic@s!

Las fantasías sexuales son el gran tabú del siglo XXI, además del consabido sexo anal. Valerie Tasso, que es experta en la materia sensual, dice que “De la misma manera que trabajamos nuestro cuerpo, a través de ejercicios físicos, al aire libre o en el gimnasio, o nuestra memoria con crucigramas y sudokus, para tener una sexualidad en plena forma, tenemos que tener un imaginario erótico muy rico; pero, para ello, hay que trabajarlo de manera permanente. Si no, se queda en letargo. Y las fantasías sexuales son el “abono” necesario para una sexualidad placentera”.

La sexóloga afirma que “Todas las mujeres tienen fantasías sexuales. Otra cosa es que las confiesen. Porque lo que suele caracterizar una fantasía es justamente su lado transgresor, por lo tanto, su lado “amoral”, con lo cual, “confesar” una fantasía no solamente pierde eficacia al hacerla ”palabra” sino que también es como decir: “fíjate que mal estoy que soy capaz de pensar estas cosas.”
Qué queréis que os diga, la verdad es que tanto en el sueño como en la vigilia mi mente calenturienta da para mucho. A veces hasta me despierto y compruebo que me suda todo el cuerpo y me invaden convulsiones, acaso espasmos, porque creo estar tan cerca del cielo que puedo tocarlo. Me da un subidón que no veas y no me queda otra que pensar en ti, en el otro, en aquellos, en el de más allá, incluso en aquellos amantes que jamás he conocido. Y tocarme. Y jugar con mis labios, mi boca, mis pechos y mis partes porque estoy fantaseando que algo que no está sucediendo sucede de verdad. ¿Qué bonito es soñar, verdad? Porque las fantasías sexuales son eso, sueños. Aunque sean mojados y muy húmedos. Y solo en tus manos está hacerlos realidad.
Las mujeres fantaseamos muchísimo. Al menos yo y las soñadoras de mis amigas nos pasamos el día (y la noche) montándonos nuestra propia película, que reíros vosotr@s de Antoñita a Fantástica. Aunque no os atreváis a confesarlo guarrillas, estas son algunas de las fantasías sexuales que todas las mujeres tenemos.

Un trío

¿Y a quién no le motiva un trío? Y más aún si es con dos mozos de este talento y vigor.

Que él te vea tener relaciones con otro

Eso de saber que el churri te está mirando mientras te tiras a otro es algo en lo que pensamos cuando nadie nos ve. Imaginamos que él se excita mientras ve como otro pene que no es el suyo nos penetra o unas manos que no son las suyas se enredan en nuestra piel. Eso sí, luego déjale que se una.

Encuentros infieles mientras tienes novio

Coquetear con el lado oscuro despierta la hembra que llevamos dentro. Es muy de perras, pero es lo que hay. Nuestra cabecita piensa en amores clandestinos y encuentros sexuales furtivos con el amigo de tu novio, tu jefe, el novio de tu amiga. Es normal amig@,no eres mala persona. La mente y el subconsciente van por libre. Si yo os contara… Bueno, os cuento. Una vez soñé que me lo montaba con mi hermana y con Bush. Flipad. ¿Acaso eso quiere decir que soy una degenerada a la que le pone Bush y tengo desordenes emocionales (déficit de atención por ejemplo) porque que me quiero tirar a mi hermana? Imaginar que os vais a la cama con un desconocido o cualquier otra persona que no sea vuestra pareja es una fantasía muy recurrente y no quiere decir que seáis malas personas. Eso sí, siempre y cuando la cosa quede sólo en la imaginación. Engañar es de necios, de débiles y de cobardes. Y además siempre se pilla a un mentiroso antes que a un cojo.

Sexo con una chica. Guapa, por supuesto.

No se trata de de que a todas nos vaya el rolo bollo, que también, es que una mujer guapa lo es a todas luces. Y que nos pica la curiosidad. A mí por lo menos me pica e imagino como sería follar con una mujer. Solo de mirarla ya me pongo cachonda. ¿Qué se siente haciendo el amor a una mujer? Quisiera sentir la excitación al masturbarla o penetrarla con un pene ensoñado, desnudarla, tocarle el culo, las tetas, lamer sus pezones, romperle las vestiduras y arrancarle las bragas y el sujetador. Quisiera verme las caras con una hembra tan segura de sí misma que ni las carnes trémulas, ni la celulitis la desprendieran de un ápice de su grandeza. Querría hacerle el amor a una mujer que me retara. Con su mente, con su mirada, con su cuerpo. Una mujer que se dejara meter mano en un sito público, que no le hiciera ascos a exhibicionismos discretos. Una mujer que se ría en la cama, que llore también, pero que goce, sobre todo que goce como una perra.

Orgías

La idea de una amalgama de carnes amontonadas nos pone, al menos a algunas, Pensar que pasamos de cama en cama, de hombres y mujeres que conviven en paz y armonía aunque sea por una vez, consumar la pasión infinita y abandonarse al más obsceno de los placeres sin un ápice de vergüenza o decoro. Eso mola mucho.

Bondage

Que nos aten, que nos azoten con una fusta que no duela demasiado. En fin, convertirnos en una Anastia (la de 50 sombras de Grey), pero sin ser retrasada como ella. Que nos hagan suyas y/o hacerles nuestro esclavo.

¿EN QUÉ PIENSAS CUANDO TE MASTURBAS?

 

¡Tremenda paja me hice ayer pensando en tí, mi Paula! rezaba aquel whatsapp que hace ya unos meses me envió Ángel (mi negro, jejeje).

¿Qué cosas tan bonitas me dice mi negro, verdad? No creo que haya nada tan bonito  que alguien te diga que se toca pensando en ti.

Mi Negro, yo también me toco pensando en ti. Una y otra vez, y cuando lo hago suelo ser ruidosa, vamos que me gusta montar jaleo y pego mis berridos de fémina en celo. Tampoco es que me ponga a gritar como una enajenada pero me va la marcha, oiga. Cada vez que ahí, entre mis piernas, en el chichi siento un cosquilleo al que le sucede un intenso orgasmo que está a punto de catapultarme a cualquier otra parte.

Y me corro y se me hace la boca agua y los ojos chiribitas.

La verdad es que no soy rara para masturbarme, al menos no demasiado. Me refiero a que no escojo sitios raritos para abandonarme al sabio arte del onanismo y el autoconocimiento. Suelo hacerlo en la bañera con la alcachofa de la ducha, en mi habitación llevándome las manos al coño y/o utilizando alguno de mis juguetitos, casi siempre con la inestimable e incomparable colaboración de mi queridísimo consolador Ocean o restregándome contra las sábanas o la almohada entre las piernas. ¡Menudos orgasmos maj@s!  

¿En qué pensamos cuando nos tocamos?

Como cabría esperar todos pensamos en cochinadas, en gente y situaciones que nos ponen cachondos y nos excitan. Como mi amigo Andrés que piensa en algún polvazo del pasado y sobretodo en algún polvazo que desea echar en el futuro, espera que no muy lejano. Y a vosotr@s, ¿qué situaciones os ponen especialmente burros o burras? ¿Quiénes son aquellos que hacen que os masturbéis, quizás en secreto y en su honor? Algunos se masturban pensando en sus estrellas del porno preferidas, en alguna celebrity o famoso casposo, en la vecina de al lado, en ese desconocido apuesto, buenorro y sexy con el que habéis cruzado miradas en la calle, en un amigo que no puedes tirarte simplemente porque no, en los y las ex o incluso en amores platónicos con los que jamás follarás y rostros que jamás conocerás. O en las chicas guapas de los posters.   Yo fantaseo que me acuesto con alguien que me gusta más que comer con los dedos y que me acaba poniendo con los tacones mirando pal techo. Bueno, y mirando pa La Meca también, ya que estamos.   Cuando me masturbo, casi siempre imagino que no son mis manos las que me están tocando. Fantaseo que son otros los dedos que me penetran y pienso que me acompaña alguien, normalmente del sexo contrario. Me vienen a la cabeza esos hombres que mojan mis bragas sólo de pensar en ellos. Esos que despiertan la loba que hay en mí. Me toco y fantaseo que que me lo monto con ese chico de Tinder con el que todo quedó en agua de borrajas, en aquel que fue, y sigue siendo a mi pesar, el amor de mi vida. Recuerdo cuando estábamos juntos y las sábanas siempre me olían a él. Cada vez que se quedaba a dormir en casa, lo primero que hacía al regresar del trabajo era tumbarme en la cama y masturbarme entre las sábanas que todavía olían a él. Aún hoy, en algún lugar entre mi nariz y el cerebro, mi mente sigue desempolvando el recuerdo de su olor y de nuestro sexo. Casi siempre tímido y modesto, pero el más precioso que jamás he tenido. Muchas noches sólo con ese recuerdo que aún huele a él me da para irme de viaje y hasta volar.   Y otras veces cuando me masturbo me monto una película erótico-festiva que me vuelvo loca. Y no entro en más en detalles,que luego no se rumoree por ahí que soy un poco putilla. ¿Y vosotr@s? ¿En qué pensáis mientras os tocáis? No olvidéis que alguien, en algún momento, en algún lugar, se masturba pensando en ti. Mi alguien lo hace desde Cuba con amor. Y yo también.  

JUGUETES ERÓTICOS, ¿POR QUE DEBO USARLOS?

Los juguetes eróticos ayudan a romper la monotonía en la que muchas parejas se sumergen después de años de convivencia.

 

Ya sea entrando en un 'sex shop' o comprándolos por Internet, los juguetes eróticos están allí para amenizar las relaciones de pareja que se desarrollan en la alcoba. Una vez vencida la timidez (o la pereza), alguno de esos dispositivos se pueden convertir en unos buenos aliados.

Los expertos coinciden en que la imaginación, que puede ser mediante la utilización de un objeto sexual como complemento, alegra al sexo que se duerme en los laureles o en la rutina.Contra las disfunciones Mariana González Hinojosa, psicóloga y sexóloga aconseja: “Cuando una pareja presenta disfunciones sexuales, como la inhibición del deseo, la disfunción eréctil, la hipolubricación o la anorgasmia, recomiendo hacer uso de la creatividad para restaurar la respuesta sexual y los juguetes sexuales pueden ser parte de la recomendación”. Según la experiencia de la terapeuta muchas parejas presentan problemas, como la disritmia, que es una disparidad en la frecuencia e intensidad del deseo sexual. “A nivel relacional los temas son diversos: problemas de comunicación, celos, divorcio o separación, conflicto con el dinero, dificultades con los hijos, etc.”. Y tal vez para perder un poco el decoro en la cama, recomienda no tener prejuicios con los 'sex toys. “Están hechos para el placer, a solas o en pareja. Como mujer, sé que a nosotras nos gustan". Quizás no existe una predisposición a este tipo de juguetes, pero sí una gran curiosidad. Las visitas a los "sex shops" o una sesión de "Tupper Sex" entre amigas puede ser la ocasión ideal”, comenta. Respecto a los hombres, esta experta en sexo, cree que son distintos. “Ante la noticia de que ella tiene un vibrador, la mayoría se sienten amenazados. Suelen pensar equivocadamente que con su pene es más que suficiente y que en la cama tres son multitud, aunque ese tercero no sea de carne y hueso. Supone un ataque a su ego sexual, a su imagen de 'macho man'". Y añade que “si por el contrario ella decide usarlo a solas en su intimidad, el hombre (y no estoy exagerando) siente que su pareja le está poniendo los cuernos de cierta forma”. Además, insiste en que esto no es una pelea. “No se trata del hombre versus el vibrador. Es un juego de tres, placer a tres bandas, placer y amor...”.La caja de sorpesas de la red para todos aquellos que deseen ampliar el juego sexual pueden inscribirse a una página que provea juguetes eróticos. A veces la pereza o la vergüenza no permiten que las personas adquieran estos productos tan maravillosos. Esta puede ser una alternativa para fomentar el bienestar de una pareja,y es que aún están presentes en la sociedad demasiados tabúes y cortapisas, indican los expertos.El erotismo bloqueado “En efecto, todavía existen muchas ideas que bloquean la experiencia erótica". Durante el proceso de terapia cuestionamos estos tabúes y los actualizamos con información adecuada y las necesidades de la pareja. Por otro lado, en muchos casos existe una capacidad de utilizar la imaginación para enriquecer la experiencia erótica, por eso es que en la terapia sexual favorecemos el desarrollo de la fantasía con lo que nos encargamos de liberar las disfunciones de la vida erótica, comenta Mariana.

MI PRIMERA EXPERIENCIA CON UN PLUG ANAL VIBRADOR

Pinta. Gijón , 42

Esta semana han llamado a casa con un envío a nombre de mi marido. He recibido un paquete con nada más que una etiqueta, todo muy muy discreto. Al llegar a casa me ha dicho que era un regalo para mi. Al abrirlo me he quedado totalmente sorprendida con un plug anal para principiantes, tengo que decir que es “encantandor” ya que no es de esos juguetes realistas, lo cual no me atrae en absoluto, y al tener un niño dando vueltas en casa y mirándolo todo es una opción más que adecuada; aún es pequeño para recibir cierta información… Lo primero que hemos hecho es estrenarlo, y realmente ha sido una experiencia nueva, mucho más placentera que la que aportan los dedos, ya que este pequeñín vibra y lo hace en distintas velocidades y frecuencias, provocando un orgasmo mucho más intenso. Si bien es una zona erógena muy particular, ya que requiere lubricación y encontrarse relajado para disfrutar y no correr el riesgo de sufrir ningún dolor, es altamente recomendable para parejas que están comenzando a experimentar, aporta al sexo sensaciones absolutamente diferentes e intensas, incluso para ellos. Y le puedes dar uso tanto en pareja como a solas; y a pesar de ser una zona un poco tabú descubrirás un aporte más al disfrute sexual que permitirá abrir tu mente a nuevas experiencias.  

EXPERIENCIA CON MI PAREJA Y EL ARNÉS DOBLE PENETRACIÓN SIN CORREAS

Blanco y Negro. Toledo, 37-40.

Hace unos días que mi pareja y yo recibimos el Arnés Doble Penetración sin Correas de Toy Joy.   Para empezar, tenemos que aclarar que nuestra experiencia con el arnés ha sido satisfactoria. Cumple de sobra con las expectativas que genera el producto, pero nos gustaría aclarar que es recomendable utilizarlo con un lubricante, ya que el material es poco deslizante. En realidad, en nuestro caso, hemos tenido que lubricarlo bastante para poder utilizarlo con comodidad. Una vez que haces esto, el arnés cumple perfectamente. Tal y como sabíamos anteriormente, es cierto que para utilizar esta clase de productos hay que tener, y hablo claramente, fuerza en las paredes vaginales. Pero claro está, que la práctica hizo al maestro. Una de las cosas que nos sorprendió bastante fue el peso del arnés. Antes de comprarlo creíamos que sería mucho más ligero de lo que es en realidad. Pero tampoco es ningún inconveniente. Simplemente es algo que nos llamó la atención y que nos gustaría compartir con vosotros. Además, un punto a su favor es el tamaño de la parte que simula el pene. Tiene una largura y una anchura más que satisfactoria. Hemos de aclarar que las dos somos principiantes en el uso de este tipo de productos. Y que por tanto nuestra experiencia con este tipo de artículos es más bien escasa. En conclusión, este producto es muy recomendable, sobre todo por el precio, ya que muchos producto similares a este son bastante caros. Sin embargo, la calidad precio de este producto es excelente. Si tuviéramos la oportunidad de volver a comprar lo volveríamos a hacer. Y claramente lo recomendamos tanto para parejas lesbianas, como para parejas hetero que también lo utilizan por una pareja amiga hetero que conocemos. También hemos visto que ahora también está el mismo arnés pero con vibrador y mando a distancia, y ya estamos para comprarlo.  

EL ÚLTIMO TABÚ SEXUAL FEMENINO, LA MASTURBACIÓN

Todas lo hacen, nadie lo cuenta

Es el último secreto de la sexualidad femenina. Una práctica que a la mayoría de las mujeres les cuesta reconocer, pese a que casi todas la practican, y a veces con frecuencia

Foto: Los genitales femeninos están ocultos, lo que dificulta su exploración. (Corbis)
Es el último secreto de la sexualidad femenina. Una práctica que a la mayoría de las mujeres les cuesta reconocer, pese a que casi todas la practican. La masturbación femenina es una de las pocas prácticas sexuales sobre las que aún pesa un enorme tabú. Los datos de las encuestas son, como en todo asunto rodeado por el oscurantismo, poco fiables, pero ya en los años 50 el famoso estudio sobre comportamientos sexuales del doctor Alfred Kinsey llegó a la conclusión de que el 62% de las mujeres se habían masturbado alguna vez en la vida. Y, dado lo que ha llovido desde entonces, lo más probable es que hoy la cifra sea muy superior. La masturbación ocurre, pero cuando hablamos de ella lo hacemos con un lenguaje limitado, lo que hace que sea algo de lo que es difícil hablarEs cierto que cada vez es más habitual que las mujeres compartan su opinión sobre todo tipo de juguete sexuales, cuyo fin último no es otro que el del onanismo, pero muy pocas hablan del acto en sí, algo que contrasta con lo extendida, aceptada y visible que resulta la masturbación masculina, sobre la que los hombres hablan, sin apenas sonrojo, delante de casi todo tipo de audiencias. La masturbación femenina ni siquiera tiene un espacio en el lenguaje coloquial, basta ver cuántas formas hay de referirse a la masturbación masculina y cuantas a la femenina: “hacerse un dedo” es la única expresión que podemos encontrar y es casi imposible oírla en boca de una mujer.   No es que la masturbación femenina no esté presente, pero aparece en las conversaciones de tapadillo. Según la doctora Petra Boynton, psicóloga especialista en relaciones y colaboradora habitual del diario británico The Telegraph, no es que la masturbación no tenga sitio en la educación sexual, ni en los medios, el problema es que no se habla de ello abiertamente, y cuando se hace la conversación es muy poco explícita: “La discusión se centra en los juguetes sexuales y en mensajes sobre el rendimiento y las aspiraciones para mejorar la vida sexual, pero no se habla de cómo masturbarse o la incidencia que la práctica puede tener dentro de una relación.  La masturbación ocurre, pero cuando hablamos de ella lo hacemos con un lenguaje limitado lo que hace que, aunque ya no sea un tabú, sea algo de lo que es difícil hablar”.

Exceso de celo

La masturbación femenina cada vez está menos estigmatizada pero, tal como ha explicado a El Confidencial el sexólogo Raúl Padilla, a las mujeres todavía les cuesta hablar de ello: “Cada vez los sexos se equiparan en más aspectos, pero la mujer es mucho más celosa que el hombre para hablar de su intimidad. Por ejemplo, ocultan siempre su menstruación, que debería ser lo más normal del mundo. Son mucho más celosas con su sexualidad y sólo la comentan en pequeños corrillos de mujeres y a hurtadillas, no como nosotros, que hablamos de ella a voz en grito”. Esto tiene una consecuencia evidente: mientras los hombres siguen masturbándose cuando están en pareja, las mujeres dejan de hacerlo y, además, generalmente, no ven bien que sus parejas lo hagan. La mujer, al tener los genitales ocultos, no los explora desde la infancia y cuando trata de experimentar, se las regaña, por supuesto, el tabú en torno a la masturbación femenina es un fenómeno que viene de lejos, no en vano, como explica Padilla, es el último escollo de la represión histórica de la sexualidad femenina. “En las sociedades judeocristianas la sexualidad femenina ha sido siempre un tabú”, explica el psicólogo. “Las mujeres, a semejanza de la Virgen María, tenían que pasar de niña a madre sin conocer el sexo. El placer quedaba relegado”. Y la masturbación es el placer por el pacer. Las mujeres, además, tienen un escollo biológico que ha dificultado desde el principio de los tiempos el desarrollo pleno de su sexualidad. “El hombre descubre sus genitales en el vientre materno”, explica Padilla. “Todos los niños juegan con su pene y se ve como algo normal. La mujer, al tener los genitales ocultos, no los explora desde la infancia y cuando tratan de experimentar, se las regaña. No saben cómo es su placer”.

Las bondades de la masturbación femenina

La represión de la masturbación femenina no sólo es una cuestión cultural pues tiene graves consecuencias en el desarrollo de la sexualidad femenina y, por ende, en las relaciones amorosas en conjunto. Según explica Padilla,la masturbación permite que la mujer se conozca a sí misma y descubra su placer. Muchas mujeres esperan que sean sus parejas las que descubran su propio placer, y es un error, porque nunca van a ser tan eficaces en su búsqueda como la propia mujer consigo misma”. Y esto no sólo tiene consecuencias en las mujeres, también en los hombres, que muchas veces se encuentran perdidos, pues no pueden preguntar a su pareja qué es lo que les gusta: parece que no son hombres si no lo saben de antemano. La masturbación femenina puede ayudar a que disminuyan las molestias de la reglaLa masturbación femenina tiene, además, importantes ventajas en el plano sanitario: el suelo de la pelvis se refuerza, lo que ayuda a prevenir el escape de orina y, por tanto, a prevenir las posibilidades de incontinencia a una edad mayor; al fortalecer la pelvis las contracciones del primer parto suelen ser más eficaces y las molestias de la regla disminuyen: el dolor puede combatirse si la mujer se masturba antes y después de ésta.   Lo bueno de los tabúes es que, en cuanto se empieza a hablar de ellos, dejan de ser tabú.La última barrera de la sexualidad es en realidad la estimulación anal en heterosexuales”, explica Padilla. “Eso sí es el verdadero tabú, porque impacta”. Quizás en los próximos años el tema llegue a los periódicos…